Etiquetas

24 sept. 2011

Continuación del capítulo 3

Olimpia estaba muy cabreada .¿con que derecho se creía ese chico que le podía tomar el pelo de esa manera?.Tenía claro que no iba a caer en los juegos de ese estúpido de 19 años . Oli llevaba puesto su short favorito y una camiseta básica.No se había arreglado mucho , un poco de base , la raya de los ojos , y su pelo rubio estaba suelto ,esto era algo raro en ella ya que normalmente lo llevaba recogido.Le daba igual lo que pensara el chico de ella porque no iba al starbucks para ligar , ella solo quería recuperar sus llaves.Ella era muy ingenua , y siempre se dejaba llevar por los demás , sobretodo por Eva , su mejor amiga , aunque Olimpia la veía demasiado alocada.
A las 17:00 se encontraba enfrente del starbucks . Primero pensaba observar al chico y después enfrentarse a el.Desde su posición observó a un chico moreno , con un cuerpo bastante musculado , con unas ray-ban de pasta negras y muy bien vestido .¿Seria él ? Le pareció muy guapo a simple vista , demasiado ,y esto le desconcertó.La chica se dirigió a la puerta del local ...
-Pensaba que no ibas a venir , enana -le dijó aquel moreno
-Que sepas que solo he venido a recuperar mis llaves , no por ti ,payaso-contestó Olimpia
-Ais que ricura de niña , que no sabe nada de la vida...-
-¿Porque dices eso?¿Acaso sabes tu mucho?-
-Lo suficiente para saber que vas a acabar en mi cama-
-Eres un cerdo , que lo sepas .¿como te llamas?-
-¿Para que quieres saber mi nombre?
-Si voy a pasar la tarde contigo , tendré que saber como te llamas-
-Me llamo Marcos , ¿alguna cosa más?-
-¿Me das mis llaves ?-
-Eso te lo tendrás que ganar 
-¿Como? ¿No pretenderás que me acueste contigo?-le contestó Olimpia un poco asustada
-No , no , tranquila , de momento vamos a entrar-

Olimpia y Marcos entraron al starbucks . Ella pidió un frapuccino de chocolate y él un café con leche.


Se sentaron en una mesita con sofás , uno enfrente del otro . Olimpia no había visto nunca un chico tan guapo con aquel , los ojos de ese chico eran preciosos , de un verde intenso que eran capaz de hipnotizarla. No podía ser , tenia que dejar de mirarle porque si no acabaría pillada por el y eso no era no le traería nada bueno.
-¿Me estabas mirando , niña?-
-Uis , no te creas tan importante , te he mirado porque te encuentras enfrente de mi , nada mas.Que tengas claro que nunca estaría con nadie como tú , ni aunque me pagaran.-
-Ja , eso no te lo crees ni tu . Pobre ingenua-
-Eres un creído y un cerdo , y seguro que nadie te soporta , por eso para conseguir una cita , me tienes que robar las llaves-
-Las llaves no te las robe , se te cayeron del bolsillo, que lo sepas -
-No me lo creo , que se que estuviste comiéndome la boca en mi cuarto-
-Puede ser..., pero estuve en tu cuarto , porque se te cayeron las llaves al abrir tu casa , yo te las recogí y me pediste por-favor que te ayudara a abrir porque tu no te encontrabas en condiciones-
-Y entonces tu aprovechaste para entrar en mi casa , ya que querías alguien con pasar la noche , me viste desprotegida y pretendías aprovecharte de mi-
-Me dijiste que entrara , que no podías dejar de mirarme , que querías follarme-
-Yo no suelo decir esas cosas , que lo sepas-
-Tu no , pero ibas drogada , recuerdas? Y los drogados suelen decir la verdad , seria porque realmente te apetecía que te follaran -
-No se , no me convence, pero de todas maneras podías haber dejado las llaves encima de la mesa de mi cuarto , no habértelas llevado-
-Me las lleve para tener una excusa para volverte a ver , porque me pareciste preciosa -dijó Marcos un poco sonrojado.







1 comentario:

  1. Ahhhhhh pero no lo cortes ahí, que ahora la cosa se ponía interesante xD
    Escribe siempre que puedas, que me he enganchado y quiero más xD
    Muack!

    ResponderEliminar